Tipos de cepillos dentales

Los cepillos dentales varían en tamaño, forma y textura, así como en longitud, dureza y disposición de cerdas; pueden usarse manual o pueden ser activados por un motor.

cepillos de dientes

No hay evidencia clara que un tipo en particular de cepillo sea superior a otro cepillo con respecto a la eliminación de placa dental y a la prevención de la gingivitis y de las posibles caries. El efecto reductor de la placa de los cepillos duros con respecto a los blandos es  un tema muy tratado por los pforesionales del sector pero no se ponen de acuerdo, y algunos prefieren el de tipo duro, mientras que otros no  encuentran  diferencia.

No hay diferencia en el potencial abrasivo entre los cepillos de nylon o de cerdas naturales o con respecto a la dureza de las mismas, dado que los cepillos dentales no tienen ninguna acción abrasiva sobre la superficie dentaria.

La abrasividad depende los dentífricos utilizados sobre el cepillo. En el momento actual los cepillos más ampliamente recomendados son los de multipenachos, de filamentos de nylon blandos, con un diámetro de 0,18 mm a 0,23 mm y puntas bien terminadas. Sin embargo, también se puede mantener una excelente higiene oral sin efectos colaterales dañinos con cepillos de dureza mediana o duros cuando se emplean técnicas adecuadas.

 

Actualmente existe una gran variedad de cepillos dentales, con relación a la forma de sus mangos, el número de cerdas y la longitud de las mismas. Sin embargo los estudios realizados demuestran que la capacidad de eliminación de placa de los diferentes tipos de cepillos dentales es básicamente la misma, siendo que lo fundamental esta en otros aspectos y no en el uso de un cepillo mas o menos sofisticado. Entre los factores moduladores de un buen cepillado esta la frecuencia, técnica, tiempo destinado al cepillado, etc.

 

Hay una gran diversidad de cepillos y debemos utilizar siempre el que más se adapte a nuestras necesidades. Tanto si se trata de cepillos manuales como de cabezales recambiables para cepillos eléctricos, la división más habitual suele ser la siguiente:

  • Duro: las cerdas de este cepillo son las más rígidas. Se recomienda para aquellos que gozan de una gran salud bucodental y no tienen problemas de sensibilidad en dientes ni encías. Es aconsejable no ejercer demasiada presión con ellos, ya que puede dañar la boca más fácilmente que otros cepillos.
  • Medio: el utilizado con más frecuencia. Recomendado para quienes posean una buena salud dental pero su boca no sea lo suficientemente fuerte como para aguantar los cepillos duros .
  • Suave: indicado para quienes posean dientes y/o encías sensibles o para quienes sufran de gingivitis u otra dolencia temporal que les haga imposible utilizar un cepillo de tipo medio.

Al margen de esta clasificación, también podemos encontrar los siguientes cepillos:

  • Para niños: poseen un cabezal más pequeño y generalmente van acompañados de atractivos diseños. Es recomendado que se le usan un cepillo específicamente para niños.
  • Para después de cirugía: se trata de cepillos con un diseño especial para poder ser utilizados después de una operación que haya dejado la boca en un estado especialmente sensible.
  • Especiales para la ortodoncia: recomendados para quienes utilizan un aparato de corrección dental.
CEPILLOS CONVENCIONALES

con 3 o 4 tiras de cerdas, es el que usamos normalmente.

CEPILLOS ELECTRICOS

Los cepillos electricos suelen tener 3 tipos de movimiento horizontal, alternado, vertical arqueado o vibratorio. Pueden ser especialmente útiles en personas disminuidas físicas o mentales, debido a la simplicidad de la operación por el paciente o por quien le ayude.

CEPILLOS INFANTILES

Tienen la cabeza más pequeña, fibras suaves, penachos no espaciados y mangos largos.

CEPILLOS INTERPROXIMALES

En los casos de espacios interdentarios más amplios, con frecuencia se utiliza un cepillo interproximal (cepillo en cuello de botella) para eliminar la placa de las caras proximales. Los cepillos interproximales se fabrican en tamaños diferentes y deben ser elegidos de modo que se ajusten, lo más estrechamente posible, al espacio interdentario.


 

Hay cepillos interproximales pequeños que pueden ser introducidos en mangos; facilitan la limpieza de los espacios proximales en las porciones posteriores de la dentición.

El área interproximal (el espacio entre los dientes) ofrece unas condiciones que facilitan el establecimiento y desarrollo del biofilm dental.

Además, el uso del cepillo dental es insuficiente para eliminar la placa a nivel interproximal, ya que estos espacios son de difícil acceso. Por este motivo, hay que intentar reducirla eficazmente, igual que los restos de alimentos que se depositan en estos espacios.

La gingivitis, la periodontitis y la caries son algunas de las patologías más comunes debidas a la acumulación del biofilm dental.

Como utilizar el cepillo interproximal

¿Cómo se utiliza el cepillo interproximal?
1. Aplicar el gel dentífrico interproximal directamente en el cepillo.
2. Utilizar el tamaño del cepillo más adecuado para cada espacio. Este debe introducirse holgadamente, de modo que sean los filamentos, y no el alambre, los que estén en contacto con los dientes.
3. Mover el cepillo desde dentro hacia fuera, sin hacerlo girar.
4. Existen cepillos especialmente diseñados en forma de ángulo, para acceder fácilmente a todos los espacios. Si no es así, se puede doblar el mango para formar el ángulo más adecuado.
5. Una vez realizado el cepillado, aclarar el cepillo interproximal con abundante agua para eliminar los restos del gel dentífrico.

 

 

CEPILLOS PERIODONTALES

También llamado sulcular o crevicular, tiene dos tiras de cerdas. Se utiliza en casos de inflamación gingival y surcos periodontales
profundos. También es recomendable en niños con ortodoncia fija. Los cepillos que presentan 2 o 3 hileras de filamentos son cepillos que usaremos para los enfermos periodontales, son los llamados cepillos periodontales o sulculares y se usan para eliminar la placa bacteriana presente debajo de la encía (subgingival).

CEPILLOS ORTODÓNTICOS

Un cepillo muy eficaz es el diseñado para los pacientes que llevan ortodoncia con aparatología fija (bandas y brackets), la hilera central es más corta para que así se pueda limpiar los brackets estropeándose menos el cepillo.